Advanced Search
Advanced Search

0 MAD to 9.000.000 MAD

we found 0 results
Your search results

Vivir en Marruecos

Marruecos es un país excepcionalmente seguro. A pesar de tener una distribución de la renta parecida a países bastante violentos como Colombia o Méjico, la tasa de delincuencia en Marruecos es muchísimo menor. La seguridad en la calle es generalmente mayor que en muchas ciudades europeas.

Respeto al orden establecido
La escasa de delincuencia a pesar de ser un país con tanta desigualdad se debe a que la sociedad es todavía muy tradicional. La vigilancia de los unos sobre los otros para que se respete un “cierto orden de las cosas” es central en la sociedad marroquí, y eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Una de esas ventajas es la seguridad que se disfruta en las calles (pese a lo caóticas que a primera vista puedan parecer).

Los extranjeros
A pie de calle, el trato que reciben los extranjeros es generalmente exquisito. Los marroquíes están muy acostumbrados a la presencia de los europeos y son muy educados y atentos con ellos. La hospitalidad es un valor esencial para los marroquíes y el visitante goza siempre de un mejor trato que los habituales del lugar.

Falsos guías
El único aspecto que ensombrece estas agradables interacciones con los autóctonos es el caso de los denominados “faux guides” o falsos guías. Estos buscavidas pueden resultar terriblemente pesados cuando se empeñan en guiarnos aunque no los necesitemos. Sin embargo hay guías que merecen la pena y pueden resultar muy útiles para conocer bien las medinas (lea el consejo de más abajo).

CONSEJO

Ante un guía que le aborde en la calle hay 2 opciones:
1) Declinar la oferta cortés pero tajantemente desde la primera frase.
2) Aceptar que les acompañe a condición de acordar un precio claro al principio y pedir que el paseo no incluya visitas a tiendas.

Robos
El único tipo de robo que debe preocuparle es el carterismo. Si está usted al tanto de sus propios bolsillos, es seguro que no habrá percance durante su estancia.
Los robos con violencia son muy infrecuentes. Simplemente hay que guardar la precaución básica de no aventurarse por zonas desiertas ni andar sólo por la calle a partir de las 10 u 11 de la noche (12 o 1 en verano).

¿Y las mujeres, qué tal?
El único peligro significativo para las mujeres que visiten Marruecos, es recibir algún que otro piropo más de la cuenta. Pero quitando esto, no tienen ningún peligro específico adicional siempre que, al igual que los hombres, no se aventuren por zonas desiertas.

En cuanto a la ropa: póngase lo que quiera (pero póngase algo: nada de top-less por supuesto!). Hablando en serio, hay turistas que piensan que se tendrán que poner un velo para deambular por Marruecos pero no es necesario, de hecho la mitad de las propias marroquíes deciden ir sin pañuelo. En efecto, Marruecos no es Irán ni Arabia Saudí.

Coste de la vida
En general Marruecos es un lugar bastante más barato que Europa (una carrera en taxi cuesta alrededor de 1 euro, un café 60 céntimos, una consulta privada a un médico especialista 20 euros…). Sin embargo, algunas cosas, por ser consideradas productos de lujo, pueden ser igual de caras o a veces incluso algo más caras que en Europa (conexión a internet, ropa de marca, etc.).

Mano de obra

Pero es el bajo precio de la mano de obra lo que más diferenciará su poder adquisitivo respecto a los países europeos. Una mujer de la limpieza que además cocine cobra menos de 10 euros por una jornada de 8 horas. Y lo mismo vale para jardineros, guardas, chóferes y todo tipo de empleados domésticos. Esto permite tener en Marruecos un estilo de vida que poca gente puede ya costearse en Europa o América.

Fontaneros, albañiles y cia
Este tipo de empleados son también mucho más baratos unos 10-15 euros por jornada. A cambio no espere que sean tan concienzudos por hacer su trabajo como el profesional europeo que gana la misma cantidad en una sola hora. A menudo los extranjeros se escandalizan de lo poco puntuales e informales que son los trabajadores sin pararse a pensar lo mal pagados que están. Muchas veces es una buena idea pagar un poco mejor de lo normal y a cambio tener en casa a un trabajador contento y mucho más dispuesto.

Compras
En Marruecos hay una “tienda de barrio” en cada esquina. Estas tiendas tienen un poco de todo y están muy bien para los olvidos de última hora. Para compras más importantes, lo mejor es acudir a los mercados populares o a los supermercados.

Mercados
Uno de los atractivos de Marruecos son sus coloridos mercados. No deje de visitarlos para proveerse de los productos más naturales, sanos y sabrosos en la línea de los productos “ecológicos” europeos (pero sin los precios europeos!).

Supermercados
Hace unos pocos años llegaron a Marruecos para quedarse los supermercados e hipermercados. Aquí los europeos se sentirán en terreno conocido y aunque muchos productos frescos (carne, pescado, fruta) es mejor comprarlos en un mercado popular, estos lugares pueden servir para encontrar productos envasados de todo tipo.

Alcohol
En Marruecos no es posible comprar alcohol en cualquier tienda como en Francia o España. Tan sólo hay un par de “licorerías” en cada ciudad de tamaño medio. (aunque hay bastantes más en las grandes ciudades como Tánger o Casablanca). Además de las licorerías, el otro sitio donde se puede comprar alcohol fácilmente es en los grandes supermercados (y puede que tenga que preguntar por la sección de bebidas alcohólicas pues a veces están en algún rincón muy discreto).

Hay dos fiestas que repercutirán en su vida cotidiana cuando viva en Marruecos:

RAMADÁN

El Ramadán es la fiesta que más cambia el discurrir de la vida cotidiana.
Es un mes sagrado durante el cual los marroquíes musulmanes ayunan durante el día y comen sólo por la noche. En cada ocaso, tras tomar una primera cena en casa, la gente se tira en masa a la calle a seguir comiendo y bebiendo, a fumar y a hacer todo lo que no han podido hacer durante el día. Es la época con más animación callejera del año, con gente en las calles hasta las 3 o las 4 de la madrugada.

No coma, no beba, no fume (y no bese!)
Durante el mes de Ramadán los extranjeros no deben de comer, beber o fumar en público porque obviamente se considera de mala educación hacerlo delante de gente que no puede.

Lo del beso era un poco en broma, pero por otra parte también hay que tenerlo algo en cuenta. Resulta que en Marruecos besarse en público (en Ramadán por supuesto, pero también cuando no es Ramadán) es todavía tabú. De hecho, si se para a pensarlo, esto no es ninguna cosa específica de los musulmanes, por ejemplo, todavía en los 50, besarse en la calle en Europa era toda una osadía.


¿Alcohol en Ramadán?

Para los marroquíes está absolutamente prohibido consumir alcohol durante el Ramadán, ya sea de día o de noche, por lo que muchos de los locales que venden alcohol están cerrados durante ese mes. Existen sin embargo locales dirigidos a los extranjeros que siguen vendiendo alcohol durante ese mes, sólo hay que encontrarlos (grandes supermercados, hoteles y restaurantes para extranjeros).

El Ramadán se mueve
Otra peculiaridad es que el Ramadán va rotando en el calendario. Por ejemplo en el año 2011 el ramadán ocupará todo el mes de agosto, en el 2012 parte de julio y parte de agosto, y así hasta dar una vuelta completa al calendario cada 32 años.

Playas desiertas
Durante los próximos 3 ó 4 años, el ramadán va a ocupar uno de los meses de verano. Cuando esto ocurre, las playas se quedan casi desiertas pues soportar el sol sin comer ni beber es muy difícil. Si usted quiere disfrutar de la experiencia de tener largas playas de arena blanca (casi) sólo para usted, aproveche el mes de Ramadán para descansar en las costas de Tetuán y Tánger.

 

 

FIESTA DEL CORDERO

En árabe “Aid el Kebir” (la fiesta grande), esta fiesta también va trasladándose en el calendario (tiene lugar 70 días después del fin del mes de Ramadán).
Aunque dura sólo un par de días, esta celebración le afectará porque el país se paraliza por completo durante ese tiempo.

Corderos por doquier
Los días anteriores usted empezará a ver corderos en los lugares más inusitados, puede que incluso en el portal de su edificio. Después, el día de la fiesta, todas las familias sacrificarán a su animal (a veces dentro de las casas) y celebraran una comida familiar a base de su carne.

Chocante pero pacífico
Durante el día del sacrificio las escenas de calle pueden ser un poco impresionantes para los espíritus sensibles: sangre corriendo hacia las alcantarillas, chicos quemando cabezas de oveja en hogueras, fuertes olores, largos cuchillos, etc. Aunque puede resultar chocante para un turista que no haya sido prevenido, todo es en realidad de lo más pacífico (en cuanto a seres humanos se refiere, claro está).

CONSEJO

Compre vituallas para 3 ó 4 días antes de que empiece la fiesta, pues durante el día del cordero y el par de días que le siguen prácticamente todo está cerrado (ya sea público o privado).

El clima marroquí es muy variado. Hay desde desiertos hasta estaciones de esquí, pasando por templadas playas mediterráneas y zonas de verde campiña que más recuerdan a Irlanda que a un país africano.

La región de Tánger-Tetuán
La región de Cap Nord goza de un clima predominantemente mediterráneo muy dulce en el que nunca hace ni demasiado frío ni demasiado calor. Aunque en ocasiones llueve copiosamente, en cuanto para de llover, vuelve a salir un fuerte sol. El resultado es un paisaje verde que recuerda a la campiña inglesa pero que a diferencia de ésta última está inundado de sol durante unos 300 días al año.

Cuando ir
Para disfrutar de las playas y poder nadar sin pasar frío, visite la zona en junio, julio, agosto y septiembre. Si le apetecen unas vacaciones menos calurosas venga el resto del año. Incluso en los meses más fríos (diciembre, enero y febrero) un abrigo ligero le bastará para estar a gusto en la calle.

Hospitales y clínicas
Los hospitales públicos del norte de Marruecos dejan mucho que desear en términos de equipamientos, personal e higiene. Afortunadamente para los que se lo pueden permitir (al visitante europeo le resultarán asequibles) existen clínicas privadas con unos servicios de mucha más calidad. Los mejores profesionales médicos, a menudo formados en el extranjero, trabajan en estas clínicas pues la remuneración en los centros públicos es demasiado baja para atraerles.

Las 4 clínicas privadas de Tetuán son:

Clinique du Croissant Rouge de Tétouan
Dirección: Avenue Hillal Al Ahmar (Avenue du Croissant Rouge)
Tel 1: 05 39 70 13 10
Tel 2: 05 39 70 13 11

Clinique Nakhil
Dirección: 74, avenue Hassan II
Tel 1: 05 39 96 26 00
Tel 2: 05 39 96 27 00

Clinique Rif
Dirección: 242, avenue des FAR
Tel 1: 05 39 99 91 42
Tel 2: 05 39 99 91 43

Clinique Tétouan
Dirección: Avenue Mohammed V (quartier scolaire)
Tel 1: 05 39 96 49 78
Tel 2: 05 39 96 42 52

Las 4 clínicas privadas de Tánger son:

Clinique du Val Fleuri
Dirección: Km 17, route de l’aéroport
Tel 1: 05 39 33 30 72
Tel 2: 05 39 93 32 93

Clinique Assalam
Dirección: 10 avenue de la Paix
Tel 1: 05 39 32 25 58
Tel 2: 06 61 29 30 35

Clinique du Croissant Rouge de Tanger
Dirección: 6, Rue Mansour Eddahbi
Tel: 039 94 25 17

Clinique Tingis
Dirección: Avenue Abou Bakr Arrazi
Tel 1: 05 39 94 69 90
Tel 2: 05 39 94 69 91

Consultas privadas
Lo que tampoco escasea en Marruecos son los médicos generales o especialistas con una consulta privada. Al igual que los médicos que trabajan en las clínicas privadas, muchos de estos profesionales se han formado en el extranjero y a menudo tendrán facilidad para comunicarse con usted en su idioma o al menos podrán usar el francés como lengua franca.

La atención suele ser excelente y bastante más barata que en Europa. Los precios suelen ser entre 100 y 150 DH por una consulta a un médico de cabecera. Y de 150 a 200 DH por un especialista. Cuando usted esté establecido en Marruecos, la mejor manera de encontrar un médico es por recomendaciones de conocidos, pero entre tanto casi todos ellos pueden ser encontrados en la versión online de las páginas amarillas marroquíes (http://www.pj.ma/).

Agua
Hay un mito que corre entre los visitantes extranjeros: beber agua del grifo en Marruecos es peligroso. El resultado es que el visitante se pasa el viaje entero bebiendo agua embotellada cuando en realidad el agua del grifo en Marruecos es completamente segura.

Vacunas
No hay ninguna vacuna obligatoria para entrar en Marruecos, pero si hay vacunas opcionales que se pueden administrar antes de su llegada al país:
• hepatitis A y B
• fiebre tifoidea
• difteria
• rabia
• tuberculosis

Farmacias
Hay farmacias por todas partes en Marruecos. En ellas se encuentran la mayor parte de los medicamentos “importantes” que hay en cualquier farmacia Europeas. Sin embargo si usted necesita algún tipo de medicamento más especial o algún producto de farmacia de tipo cosmético es mejor traerse suficiente en el equipaje por si acaso no se vendiera.

Pasaporte sí, visado no
Los ciudadanos de la mayoría de los países europeos, Norteamérica, Australia, Nueva Zelanda y Japón, no necesitan visado para entrar en Marruecos. Lo único que hace falta es un pasaporte.

3 meses
El visitante tiene permiso para permanecer en el país durante tres meses. Tras los tres meses, usted puede salir del país y volver a entrar a continuación (incluso en el mismo día) por otro periodo de tres meses, y esto se puede repetir cuantas veces se desee.

Tarjeta de residente
Siempre que salga y entre cada tres meses, usted podrá pasar en Marruecos todo el tiempo que desee. Sin embargo, si usted pasa la mayor parte del año en Marruecos, esto puede acabar resultando molesto. En esos casos, puede ser buena idea sacarse una tarjeta de residente (“carte de séjour”).

Para obtener la tarjeta, usted debe justificar que posee o alquila una residencia en el país y que dispone de los medios suficientes para mantenerse económicamente. En el caso particular de que usted esté trabajando en Marruecos o que haya abierto una empresa en el país, obtener la tarjeta de residente será muy fácil.

Aduanas
Una persona que visite Marruecos puede introducir los siguientes productos sin necesidad de pagar impuestos por ellos:
– 200 cigarrillos y 50 puros
– 1 botella de vino y 1 botella de bebida espiritosa
– 1 frasco de perfume
– 1 cámara de fotos, 1 videocámara y un par de prismáticos
– 1 ordenador personal.

Muchos otros productos están sometidos a derechos de aduana, sin embargo, en la práctica, si se es discreto se pueden introducir muchas cosas sin tener que pagar tasas.

Traer su coche por unos meses
Si usted piensa usar un coche extranjero en Marruecos durante menos de 6 meses al año, puede acogerse al acuerdo de admisión temporal de vehículos. De esta forma, usted no pagará ningún impuesto de importación por usar su coche en Marruecos.

CONSEJO

Los 6 meses pueden ser seguidos o salteados, pero el total no puede ser más de 6 meses por año. Cualquier exceso por encima de los 6 meses incurrirá en una fuerte multa.

Traer su coche permanentemente
Los impuestos que gravan la importación permanente de coches extranjeros hacen esta opción bastante cara. Además, tenga en cuenta que para poder importar un coche permanentemente usted necesita tener un permiso de residencia.

Comprar un coche nuevo
Los impuestos que gravan la importación de coches comprados en el extranjero son tan altos que a menudo es más económico comprarlo en el interior de Marruecos. Por otra parte, en Marruecos, hay un buen mercado de coches de segunda mano.

La moneda
La moneda nacional, el dirham (DH), equivale aproximadamente (2011) a:
1€ = 11 DH
1 £ = 13 DH
1 $ = 8 DH

Cambio
No hay ningún límite a la importación de divisa extranjera en Marruecos. La mayor parte de los bancos y un sinfín de agencias de cambio en las calles comerciales le podrán cambiar sus divisas. Las tasas de cambio son prácticamente las mismas en cualquier sitio.

Los dirhams no son convertibles
Aunque informalmente si es posible cambiar dirhams a divisas extranjeras, oficialmente está completamente prohibido. Por este motivo, si usted piensa abrir una cuenta en Marruecos a la que transferir dinero desde sus cuentas extranjeros, debe de abrir una cuenta bancaria en dirhams convertibles para poder repatriar un día ese dinero.

Cuentas bancarias convertibles
Estas cuentas bancarias permiten transferir dinero de vuelta a su país de origen. Si usted envía divisas extranjeras a una cuenta bancaria marroquí no convertible, el dinero que haya transferido no podrá volver a ser enviado a su país de origen.
De todas maneras, es poco probable que usted abra una cuenta bancaria no convertible pues por defecto esta es el tipo de cuenta que todos los bancos abren para los extranjeros.

Cajeros
Si usted está de visita, o es residente pero no necesita una cuenta bancaria marroquí, entonces le puede bastar con sacar dinero de los cajeros automáticos que sirvan a la red de su banco (las tarjetas más populares como Visa, Mastercard y American Express pueden usarse en casi cualquier cajero). El máximo de dinero que se puede sacar a la semana desde un cajero son 5000 DH.

Pagar con tarjeta
El pago con tarjeta de crédito en comercios, restaurantes y hoteles no está tan extendido como en Europa o América. Normalmente depende de la categoría del comercio: cualquier boutique, restaurante caro u hotel de más de 3 estrellas aceptará sus tarjetas con toda seguridad. El resto de los establecimientos no las aceptará, también casi con total seguridad.

Compare Listings