Your search results

Alquileres en Marruecos

Hay una gran cantidad de viviendas que se alquilan para cortas estancias en Marruecos. La tarificación puede ser por días, semanas o en algunos casos meses. Los precios suelen ser más altos que los de un alquiler normal pero algo más baratos que los de una habitación de hotel del mismo “standing”.

Precios y temporadas
En temporada alta (junio, julio y agosto en el norte de Marruecos) los precios pueden ser bastante altos, pero siempre un poco más asequibles que los de centros turísticos equivalentes del sur de Europa. En temporada baja muchas de las propiedades de playa pueden quedar vacías durante largos periodos de tiempo y por lo tanto esto se refleja en los precios que son muchísimo más bajos.

Tipología y prestaciones
Al igual que en el mercado de venta, el alquiler de vacaciones presenta 2 tipologías principales: apartamentos y villas de costa y residencias en la medina.
La práctica totalidad de estas viviendas están amuebladas, pero no obstante conviene asegurarse de cuán bien amuebladas están pues se puede encontrar de todo.

Además, muchos alquileres de vacaciones incluyen todo tipo de servicios adicionales que los pueden aproximar a la comodidad de un hotel (servicio de lavandería y limpieza, cocinera, o incluso chófer).

Agencias de “Holiday rentals”
Además de las agencias inmobiliarias normales, existen agencias especializadas en el alquiler de vacaciones. Una búsqueda en Google con los términos “Morocco” y “Holiday rentals” basta para encontrar a muchas de estas agencias. La particularidad es que el inquilino no paga la comisión, sino el propietario. En contrapartida, los alquileres suelen estar un poco aumentados como forma de compensar esto.

Alquilar para vivir
Muchos expatriados alquilan una propiedad en Marruecos mientras residen en el país por motivos laborales. Las condiciones suelen ser bastante homogéneas: un compromiso mínimo de unos 6 meses (a veces 1 año), 1 mes de fianza si el piso no está amueblado y hasta 3 meses si el piso contiene muebles y otros elementos de valor. La comisión de agencia suele ser de 1 ó 2 meses de alquiler, dependiendo de los servicios incluidos.

Formalidades
A diferencia de las compras, muchas transacciones de alquiler se hacen por contrato privado sin necesidad de la intervención de un notario. Si el contrato se hace de forma privada, las firmas de las partes deben de ser compulsadas (“legalisées”) en el ayuntamiento para darle al documento mayor validez jurídica. Por motivos fiscales, es obligatorio que el contrato de alquiler (ya sea privado o ante notario) sea registrado en un periodo de 30 días tras la firma. La tarifa de registro es de 200 DH.

El contrato
Los siguientes elementos deben de constar en todo contrato de alquiler (aunque algunos de ellos son opcionales, incluirlos servirá para evitar conflictos entre las partes):
– Identificación de las partes (propietario e inquilino)
– Identificación del bien que se alquila
– Día de inicio y duración del alquiler
– Montante del alquiler
– Fecha en la que el alquiler debe abonarse cada mes
– Método de pago
– Tipo de uso para el que se alquila (residencial, profesional, comercial)
– Periodo de aviso para abandonar la vivienda si el contrato es a duración indeterminada
– Montante de la fianza
– Inclusión o no inclusión de gastos de luz, agua y comunidad
– Cláusulas de rescisión
– Las obligaciones del inquilino deben detallarse, como por ejemplo:
o Mantenimiento de la vivienda en buen estado de conservación general,
o Avisar al propietario en caso de que la vivienda resulte dañada,
o Pedir permiso al propietario si necesita hacer trabajos de transformación de la vivienda,
o Abstenerse de subarrendar la vivienda.

Recurrir a una agencia
Además de la búsqueda de una propiedad y la negociación con el propietario, hay una serie de servicios extra que ciertas agencias inmobiliarias ofrecen: hacerse cargo de la parte administrativa, de la redacción del contrato, de la redacción y verificación del “état des lieux” y ser depositaria de la fianza y transmisor de los pagos mensuales (los pagos por domiciliación bancaria no son habituales en Marruecos).

Fianza
La fianza suele ser una cantidad equivalente a 1 mes de alquiler. Pero puede llegar a ser igual a 2 ó 3 meses de alquiler en el caso de las propiedades muy bien amuebladas o con objetos de cierto valor.

A menudo la agencia inmobiliaria es la que se ocupa de custodiar la fianza que ha entregado el inquilino. Esto puede servir para evitar conflictos entre las partes, sobre todo porque evita que el propietario se gaste el dinero de la fianza y luego tenga dificultades para devolverla.

La fianza se recupera cuando se abandona la vivienda y de ella pueden deducirse los gastas necesarios para compensar los deteriores que no se deban al uso normal de la vivienda.

“Etat des lieux”
Esta expresión francesa significa ‘estado de la vivienda’. Un documento de “état des lieux” es interesante para las dos partes. En el se detalla el estado de la propiedad y sus contenidos. Así se evita que el propietario pueda reclamar reparación por algo que estaba ya roto, o que el inquilino no se haga cargo en caso de que éste deteriore la propiedad de forma anormal. El documento debe incluir una descripción de cada habitación en la que se enumeren los elementos arquitectónicos y su estado así como los muebles y otros equipos si los hubiera. Este documento debe ser firmado por las dos partes.

Luz, agua y comunidad
Los gastos de luz y agua corren casi siempre a cuenta del inquilino y, a diferencia de ciertos países europeos, los gastos de comunidad también. Las viviendas marroquíes de medio y alto standing todavía hoy tienen portero que es el beneficiario del dinero que se paga por comunidad.

CONSEJO
Parece obvio pero es importante: pida siempre un recibo. Usted tiene derecho a un recibo por cualquier cantidad entregada y puede que un día el tenerlo le sea útil para demostrar un pago. Así que pida recibo por el depósito, por el alquiler mensual y por los pagos de comunidad. Pida recibos a su agente inmobiliario, si éste gestiona sus pagos de alquiler, y a su portero cuando le pague la comunidad.

Propiedades amuebladas
La oferta de propiedades amuebladas no es tan grande como en muchas partes de Europa y además hay que tener en cuenta ciertas diferencias culturales respecto a que tipo de muebles cabe encontrar. En las viviendas de gama media y media baja, el mobiliario de la cocina es probable que sea muy escaso y a base de superficies de mampostería y a menudo una placa eléctrica en vez de una cocina con horno. Algunos baños pueden ser de estilo tradicional (es decir, sanitarios sin taza). Por último, muchas casas de gama media o inferior tienen sofás marroquís (los “mtareb”) en lugar de camas. Esto puede ser una ventaja a la hora de acomodar a mucha gente, pero para algunas personas puede resultar incómodo como cama.

Propiedades a amueblar
Si usted alquila una vivienda no amueblada encontrará numerosas tiendas de mobiliario en las principales zonas comerciales de cualquier ciudad. De todo tipo de estilos, desde lo más rococó y pretencioso hasta muebles totalmente contemporáneos pasando por mobiliario tradicional (los “mtareb” y compañía).
Si usted busca una solución eficaz y rápida, una opción de precio competitivo y de estilo familiar para un extranjero son Kitea, la versión nacional de Ikea que cuenta con un catálogo muy amplio, y la sección de muebles de los hipermercados Marjane.
En cuanto a los electrodomésticos la oferta es amplia y comparable a la que el extranjero dispone en su país de orígen.

¿Alquilar o comprar?
Quizá esté usted interesado en comprar una propiedad en Marruecos. Pero quiere tomarse su tiempo, conocer el país, la gente y la oferta residencial. En ese caso alquilar una vivienda puede revelarse como una opción transitoria muy inteligente. Es la manera ideal de conocer el terreno antes de tomar la importante decisión de adquirir una propiedad. También le servirá para estar seguro de que verdaderamente usted puede vivir o pasar largas temporadas del año en este país, que es magnético y estimulante para muchísimas personas pero puede resultar demasiado diferente para otras.

Alquilar puede servir para encontrar la propiedad ideal
Una propiedad en alquiler le puede servir como base de operaciones para investigar una zona, visitar propiedades y eventualmente realizar todo el proceso de compraventa de una forma más cómoda. Además, puede ser la manera de conocer distintas zonas del país antes de decidirse por la que mejor se adapte a sus posibilidades.

CONSEJO
Las casas que se ofertan para alquiler de vacaciones suelen ser más atractivas y exóticas que las de alquileres a más largo plazo, además de estar amuebladas y de situarse a menudo en zonas más “recreativas”. A cambio, los alquileres son mucho más altos pues se alquilan por días o semanas. Sin embargo, estas propiedades pueden ser las ideales para realizar su búsqueda por motivos de comodidad (no hace falta amueblar, cercanas a zonas de interés). Por eso, puede ser interesante quedarse en una de estas viviendas. Para que no le resulte tan costoso puede intentar negociar con los propietarios un precio más bajo a cambio de realizar una estancia larga. Muchos propietarios no consiguen alquilar sus casas todo el tiempo fuera de temporada y pueden aceptar hacer un descuento importante si usted va a permanecer mucho tiempo.